Y la tecnología llegó a Marte

Marte llevará marca española. El gobierno de Rajoy piensa invertir en la Agencia Espacial Europea al menos 1500 millones. El objetivo de la asociación supranacional consiste en desplegar exitosamente en 2020 un vehículo propio. Así se suma Europa a la carrera por la conquista del espacio.

Diego Rodríguez, director de Espacio de Sener, subraya la importancia mayúscula de la tarea. Fácilmente podría tratarse de la mayora hazaña labrada por la Agencia Espacial Europea y por la industria europea para el espacio en general. “Por primera vez, se podrá analizar el subsuelo para conocer su pasado”, cree Rodríguez.

La marca española Sener es de origen vasco. us aportes en materia de investigación espacial va desde taladros hasta paneles solares para el vehículo. El director apoya la implicación total de su equipo en la misión: “tenemos a un grupo trabajando al cien por cien en ese programa”, sentencia.

La agencia de la NASA lleva “un poco” de ventaja a los técnicos españoles en este sentido. Sus astrounautas e ingenieros llevan ya años ensayando programas que les permita en un futuro (aún distante, eso sí) mandar naves tripuladas al hermano rojo.

La NASA cree que aún hay muchas preguntas que abordar y responder antes de que se repita la escena del hombre sobre la luna. No obstante, sí que hay indicios que prueban que los pasos han ido bien encaminados hasta el momento. Este sería el caso de el robot Spirit y el vehículo Curiosity.

Timanfaya, Lanzarote.
Timanfaya (Lanzarote) es famoso por su aspecto “similar” al de Marte.

Spirit consiguió aterrizar sobre Marte (lo que poco a poco conoceremos como “amartizar”) en enero de 2004. Una vez se deshizo de su material de apoyo, comenzando por airbags para suavizar su llegada, comenzó a explorar ka región del cráter Gusev. Se suponía que trabajara unos 90 días… Encalló en marzo de 2010.

El Curiosity constituye otro ejemplo de programa exitoso conducido en tarea complicada de exploración sobre la superficie marciana. El robot se ha realizado a sí mismo múltiples selfies y, gracias a ellos, nos acerca a la arenosa superficie del llamado como planeta rojo.

En cualquier caso, la industria espacial española no se rinde. A iniciativas como la de Sener se une la de los también vascos AVS. Este grupo participa en la investigación sobre Marte con una cámara especialmente pensada para efectuar análisis geológicos de la superficie. Así, los investigadores de la Agencia Espacial Europea pueden conocer el tiempo sobre la superficie de Marte.

Y es que, a pesar de las apariencias y los problemas aquí en la Tierra (con mayúsculas), España desafía paso a paso los límites terrestres. La industria espacial ibérica crece y esto es un síntoma de una apuesta paulatina y creciente. Ahora ya se juega en la mesa de Europa y, salvandos las distancias, Estados Unidos no parece estar tan lejos en el firmamento. No olvidemos que exploración se escribe con “e” de España y de Europa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s